En los últimos meses todo el mundo habla de la Inteligencia Artificial y el cambio de paradigma. Lo que hasta ahora nos parecían anécdotas de un futuro aún remoto (coches auto pilotados de Tesla, pruebas de robot soldados de Boston Dynamics) empieza a convertirse en un rumor constante que no deja de crecer. La IA ha llegado para quedarse y su impacto en el mercado laboral, en los próximos años puede suponer un cambio de paradigma aún mayor del que vivimos durante la Revolución Industrial.

Sin ir más lejos, el pasado mes de diciembre PWC daba estos datos “La cuarta revolución industrial ya está en marcha y se espera que para 2025, la cifra de empleos que serán remplazados por agentes informáticos, ascienda a 140 millones de trabajos”.