En una de las mejores escenas de la película norteamericana “Up in the Air”,(2010), un atractivo ejecutivo llamado Ryan Bringhman, interpretado por la  estrella de Hollywood     George Clooney, celebra una reunión junto con  su nueva  compañera de trabajo –Natalie, a quien da vida Anna Kendrick-en la que tratan de convencer a un  ejecutivo senior  para que firme los papeles de su despido.

Ryan se dedica a viajar por el mundo despidiendo a empleados de diversas empresas y realizando recortes salariales para aligerar gastos. El ejecutivo afectado en cuestión , como era previsible,  se resiste, se revuelve, les cuestiona y hasta se enfada con los modos y la aproximación a tan sensible tema por parte de la compañera de Ryan. Le atemoriza , sobre todo, perder su nivel económico, su prestigio, su estatus. Todas ello, por otro lado,  lógico y humano.